Nuestro buen amigo Frank Röttgering abrió, muy cerca de nuestro hotel, un restaurante que ha batido todos los récords en TripAdvisor.